¿Cómo lograr el Squirting?

¿Cómo lograr el Squirting?

Alicia SexespertDec 2, '19

El enigmático cuerpo de la mujer, en términos de sexualidad, siempre ha sido objeto de estudio.Un nuevo término ha desbancado al misterioso punto G, a pesar de su estrecha relación. Se trata del squirt, la palabra de moda, que debe su fama a la creciente producción de la industria pornográfica. 

Squirting es la expulsión involuntaria (a través de la uretra) del líquido inodoro que producimos cada vez que llegamos al orgasmo, mezclado con orina. No todas las mujeres hacen “squirting” pero sí que tenemos la capacidad.

Ese líquido inodoro que producimos durante el orgasmo (muy poca cantidad) es la eyaculación femenina, es producido por las glándulas de Skene o “próstata femenina”, y no necesariamente se excreta (a través del “squirting”) durante el orgasmo, solemos hacerlo después, con la micción.

La práctica del “squirting” es muy común y deseada en el cine porno, donde vemos que las actrices expulsan a través de la uretra cantidades ingentes de líquido cada vez que llegan al orgasmo. Tal es su popularidad, que squirt” es uno de los términos más buscados en el canal pornográfico Pornhub. Y lo cierto es que cuando una mujer hace “squirting” no lo suele hacer de manera voluntaria, simplemente ocurre. Y tampoco supone sentir más placer durante el orgasmo, supone solo una sensación diferente. 

La sexóloga Ruth González, de Terapia Sexo, nos cuenta: "la mujer puede provocar el “squirting” cuando quiera, suele ser involuntario, pero también técnica pura y dura (aunque si no nos ha ocurrido nunca de manera involuntaria, es difícil conseguirlo). Si se quiere probar, recomiendo intentarlo a solas, a través de la masturbación, y beber mucha agua antes".

Si te animas a experimentarlo, una recomendación: en el momento en que vayas a llegar al orgasmo, intenta relajar los músculos que usas cuando quieres aguantar la orina. Por lo general, cuando haces “squirting”, sientes que te estás haciendo pis, por lo que, para provocarlo de manera voluntaria, es buena opción dejarse llevar por la evolución del orgasmo y centrarnos en focalizar su culmen en la uretra, relajándola, como queriendo “hacerte pis encima”. Parece complicado y un poco raro hacerlo, pero es muy placentero. 

Otros aspectos ha tener en cuenta es que pocas mujeres lo logran, y no es un chorro a presión extrema como en el porno, así que simplemente disfruta de su búsqueda masturbándote y no te rayes cuando te pase, que no vas a mojar toda la habitación (o el espacio donde estés). Los juguetes sexuales pueden ser grandes aliados y muy buenas opciones para tu ayuda.

En una encuesta para saber cuántas mujeres llegan a experimentar la eyaculación femenina o squirt fue de un 60% NO y un 40% SÍ. Por supuesto esto no es una investigación científico,  porque seguramente muchas de vosotras experimentáis algo maravilloso que a veces podéis confundir con la eyaculación.

Lo primero que debemos decir es que este tema es muy controversial, aún no hay criterios científicos sólidos que demuestren nada, salvo algunas investigaciones que abogan unas en pro y otras en contra de este famoso tema. 

De acuerdo con algunas investigaciones científicas, este líquido expulsado ,podría tratarse de contenido vesical (orina diluida) y flujo vaginal que lubrica la cavidad vaginal para facilitar la entrada del pene al momento del coito. Los científicos encontraron pequeñas cantidades de una enzima, llamada antígeno prostático específico (PSA , líquido transparente que surge de la uretra, a veces con fuerza, con una composición similar a la de las glándulas de Skene.

Las aperturas de las glándulas de Skene varían generalmente en tamaño de una mujer a otra, hasta el punto de que en algunas mujeres ha desaparecido enteramente. Actualmente hay pocas mujeres con esta característica. Si las glándulas de Skene son la causa de la eyaculación femenina, esto puede explicar la ausencia observada de este fenómeno en la mayoría de las mujeres.

A pesar de ello, muchas mujeres poseedoras de dichas glándulas no son capaces de lograr la eyaculación. Existen técnicas para manipular, mediante masajes, la zona vaginal, y conseguir que se produzca la eyaculación, pero solo ocurrirá en las mujeres que posean dichas glándulas. Por otro lado, NO se ha comprobado que sean las glándulas de Skene el origen de la eyaculación femenina. 

Se teoriza con su presencia o ausencia, para explicar la ausencia observada de este fenómeno en la mayoría de las mujeres. Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine lo explica: La eyaculación femenina y el squirting son dos fenómenos diferentes. Los órganos y los mecanismos que los producen son diferentes. 

 

Alicia.

Sexóloga, Dulce y Picante.