Masajes eróticos

Masajes eróticos

Alicia Sex-expertJan 10, '20

Los masajes son uno de los grandes inventos de la humanidad. Aunque es posible que su utilidad práctica no sea tan importante como la de la rueda, a nadie se le puede ocurrir rechazar un buen masaje que desentumezca los músculos para recuperar un estado de relajación total. Hoy en día, los masajes eróticos están a la orden del día y todos deseamos que nos reciban con caricias que nos den un placer único.

Este tipo de masajes sirven para relajarse pero también para excitarse, ya que estimulan las zonas más sensibles del cuerpo y descargan los puntos de tensión que no permiten gozar al máximo de la rutina diaria.

Los principales beneficios de los masajes eróticos

-Cuidar tu cuerpo es cuidar tu mente: en una sociedad que lleva un ritmo endiablado, pararse durante una hora y dedicarla a desconectar de todas las preocupaciones es esencial para no caer en procesos de estrés o depresión. Si ya estás en ellos, una buena manera de reducir la cantidad de fármacos a consumir es recibir masajes eróticos, puesto que contribuyen a la perfección a la descarga de pensamientos y sentimientos negativos.

-Relajan de arriba abajo: los receptores de estímulos nerviosos se encuentran por todo el cuerpo, y está demostrado que una molestia en un punto puede tener influencia directa en otro. Por eso, en lugar de localizar el masaje solo en la parte más afectada, lo ideal es optar por un masaje erótico con tu pareja. Déjalx recorrer todo tu cuerpo y hasta que encuentre maneras que te hagan tener un final feliz.

-La relación calidad-precio es excelente: hay mucha gente a la que le cuesta invertir unos euros en su propio beneficio físico. Tendemos a dar prioridad a otros gastos, pero en realidad si uno no se encuentra bien consigo mismo, no tiene mucho sentido comprar otras cosas. Además, el masaje ofrece beneficios inmediatos, compra aceiticos eróticos y velas aquí.

 - Aumentan el deseo sexual: lógicamente, los masajes eróticos no solo sirven para relajar el cuerpo, sino que también buscan una estimulación de los receptores sexuales. Ya sea a través de caricias, besos u otras técnicas, tu pareja siente que su energía sexual se canaliza de manera óptima y se siente mejor preparado para mantener relaciones satisfactorias.

-Son un excelente preliminar: si quieres salir de la rutina sexual con tu pareja, un masaje erótico se puede convertir en el prolegómeno que os hacía falta para entonaros. A veces el sexo es un poco “sota, caballo y rey” y por eso se pierde el interés, de manera que hay que buscar nuevos alicientes para recuperar la magia. No hace falta ser profesional del masaje para conseguir buenos resultados, simplemente ponerle interés y cariño, puesto que con amor todo se consigue.

-Mejora la comunicación en la pareja: conocerse a uno mismo es primordial a la hora de saber lo que se quiere y espera en la cama. En ocasiones no sabemos ver más allá de lo que conocemos, eso limita mucho nuestra felicidad en el aspecto sexual y también en la vida en general.

-Es el regalo ideal: si quieres sorprender a tu pareja o a la persona que intentas conquistar, el masaje erótico es la prueba definitiva de que te preocupas por su bienestar. Además, es muy original y se sale de los típicos regalos, como las joyas, peluches, relojes, bombones, etc. A veces, en las fechas señaladas nos centramos en lo material , cuando en realidad un regalo con un componente sentimental proporciona una experiencia mucho más valiosa y apreciada.

-Un camino hacia el bienestar total: el ser humano lleva siglos buscando la manera de encontrarse en plenitud a través de diferentes métodos. Sin embargo, aunque los masajes llevan siglos poniéndose en práctica, no ha sido hasta las últimas décadas que se ha enfocado desde un punto más profesional, investigando sus efectos en el cuerpo humano y cómo personalizar y optimizar terapias. Prueba diferentes masajes hasta encontrar el que mejor te venga.

-No hay nada como invertir en uno mismo: a pesar de que compartir está muy bien, hay momentos en los que se debe ser un poco egoístas y mirar por nuestro propio beneficio. Si has llegado a un estado de malestar físico o mental, es probablemente porque te has exprimido con el fin de contentar a tus seres queridos y poder proporcionarles todo lo que necesitan. Sin embargo, de vez en cuando hay que hacer un alto en el camino y dedicar tiempo y dinero al bienestar propio. Regálate un masaje a ti mismo y reencuéntrate con tu mejor versión, puedes conseguir todos los jugueticos aquí.

-Descubrirás un mundo nuevo: seguro que muchas veces has oído hablar de los masajes eróticos e incluso es posible que tengas tu propia opinión. Sin embargo, para hablar con conocimiento de causa y evitar ideas preconcebidas, lo mejor es que lo pruebes por ti mismo y así en la próxima conversación que salga el tema podrás dar tu opinión de primera mano.

Prepárate para seducir con el masaje erótico

-La higiene y la limpieza son fundamentales, ya que todo tipo de masaje implica el roce piel a piel; juntos tomen un baño como preámbulo de la sesión.

-Las manos son las herramientas principales del masajista, por lo que debes cuidarlas y mantenerlas suaves y con las uñas recortadas para no lastimar a tu pareja.

-Nunca hagas o recibas masaje después de una comida pesada o si ambos han bebido mucho y tampoco en zonas del cuerpo que han sufrido o tienen: fracturas,heridas abiertas, dolores, forúnculos, erupciones infecciosas, venas superficiales que se pueden dañar fácilmente (en especial en las piernas), articulaciones inflamadas, trombosis o flebitis en las piernas o si la persona tiene fiebre.

Guía para brindar y recibir masaje erótico

Luego de elegir el momento adecuado, en el que cuentes con tiempo, sin prisas ni interrupciones e, incluso, en lugar con ambiente previamente preparado como una habitación en la que haya cama, sofá o alfombra para poder recostarse, con luz tenue, música de fondo y velas, puedes comenzar el masaje de la siguiente forma:

-Pide a tu pareja que se recueste boca abajo para comenzar por su espalda, la cual es buen punto de inicio, pues además de ser una parte relativamente fuerte y lisa del cuerpo responde a diferentes tipos de caricias.

-Puedes estar de pie, de rodillas o montado(a) sobre sus piernas o caderas mientras le brindas el masaje.

-Vierte un poco de aceite o lociones especiales para masaje en tus manos y ejerce leve presión, con movimientos lentos, suaves y en círculo.

-Coloca por un momento tu mano izquierda a la altura de su corazón y tu mano derecha en la zona lumbar, para concentrarte en tu respiración y en la de tu pareja, así como en los latidos de su corazón, para relajarse.

-Utiliza tanto las palmas de las manos como los dedos para recorrer primero su cuello y luego desplazarte hacia hombros, brazos, caderas, piernas y hasta bajar a los pies.

-Coloca aceite en tu pecho y frótalo sobre la espalda de tu pareja de arriba hacia abajo y cuando te encuentres cerca de sus oídos, deja que te escuche suspirar suavemente.

-Puedes pasar tu nariz o labios por su cuello, mientras tus manos frotan sus hombros, sentirás como poco a poco desaparece la tensión en sus músculos.

-Sigue hacia abajo, masajea sus caderas en círculos y desliza tus manos suavemente hacia sus muslos, piernas y pies.

-Posteriormente, pide a tu pareja que se voltee boca arriba y proporciónale masaje en el cuello para continuar con sus hombros y pecho, luego por los costados, hacia abajo.

-De regreso, sube por la cara interior de sus piernas y muslos con cierta velocidad que parezca que la inercia te llevará a su entrepierna, pero frena suavemente antes de llegar a sus genitales.

-Puedes pegar tu cuerpo al de tu pareja según el vaivén de los movimientos con los que frotas su piel.

-Haz contacto con la mirada de tu pareja y hazle sentirse deseada(o).

-Tanto si eres quien brinda o recibe el masaje debes relajarte y abrirte a una experiencia de descubrimiento sensorial, en plena conexión con tu pareja.

-Confíen el uno en el otro para dejarse consentir, disfrutar y mejorar su salud


Las mejores técnicas para dar un masaje erótico efectivo.

1. Amasamiento: Es muy útil en zonas musculosas como caderas, muslos y nalgas. Levanta, aprieta y enrolla la piel entre el pulgar y los dedos de una mano, deslizándola hacia la otra mano. Si el efecto que quieres tener es más de relajación hazlo lento y profundo, si deseas más intensidad, sólo cambia la velocidad. El masaje erótico es un acto de amor, ya que a través de las caricias se produce una comunicación más íntima entre la pareja.

2. Masaje ondulatorio: Cierra las manos para formar un puño, mantén la mitad de los dedos presionando la piel, y haz pequeños movimientos circulares. Es muy placentero si se recibe en los hombros, palmas de las manos, pies y pechos.

3. Ventosa: Da golpes suaves sobre el cuerpo alternando las manos, con los pulgares hacia dentro y los dedos juntos. Estos movimientos rápidos y ligeros estimulan y refrescan la piel.

4. Pequeño golpes: Esta técnica se indica para las áreas más musculosas. Se realiza con los puños cerrados. Da ligeros, pero enérgicos golpes sobre la piel, alternando el anverso y reverso del puño. Debes dejarlo para la fase final del masaje ya que es el más excitante de todos.

Complementa tu masaje erótico con aceites de diferentes sabores y olores, estos son un potente afrodisiaco, que además de tener un aroma especial despierta tus sentidos. Puedes comprarlos aquí.

Alicia.

Sexóloga, Dulce y Picante.