No es el tamaño es la calidad de la penetración

No es el tamaño es la calidad de la penetración

Alicia Sex-expertMay 14, '20

A lo largo de la historia, es bastante común que los penes grandes se muestren con orgullo. Se ha rendido culto al pene desde tiempos inmemoriales, creyendo que cuan mayor sea el miembro, mejoraría su capacidad fértil y la capacidad de dar placer.

El culto al pene sigue estando presente en nuestros días, manteniéndose una sociedad coitocéntrica, donde el pene cobra mayor protagonismo del que debería y se le exige también más de lo necesario.

Nuestros antecesores, posiblemente desde las cavernas, han relacionado el gran tamaño de pechos y caderas, en el caso de las mujeres, también a la capacidad fértil y de dar placer. Los estudios iniciados sobre sexología por el zoólogo Alfred Kinsey y, poco más tarde, por la pareja formada por el ginecólogo William Masters y la sexóloga Virginia Johnson, fueron cambiando los conceptos y creencias místicas y culturales sobre los penes grandes.

Que un hombre se sienta inferior o una persona rechace un pene pequeño solo por pensar que no le va a ofrecer placer es una opción, pero un gran error. Sí es bueno que conozcamos que cada pene puede tener su habilidad y cada hombre su personalidad para hacerla efectiva y, si no la ha descubierto aún, solo tiene que pedir ayuda a los especialistas. 

Si considera que tu pene es muy ancho no dudes en utilizar un buen lubricante y, si es muy largo, y a tu pareja le duele al tocar el fondo de la vagina durante la penetración, quizá deba poner un tope en su base del pene. Existen cojines tipo rosquilla, especialmente diseñados para ese uso o puedes utilizar una pequeña toalla enroscada alrededor de tu pene. Ten especial cuidado con las posturas que facilitan la penetración profunda, como el perrito, y prueba otras que permiten un gran disfrute con penetraciones medias, como la cuchara, tumbados uno tras otro.

Si, por el contrario, tu pene le resulta pequeño, la postura del perrito te facilitará penetrar con mayor facilidad y profundamente. También puedes experimentar con algunos de nuestros juguetes de la sección x-tensión.

La comunicación, ser habilidosos en otras facetas sexuales, el sexo oral, la habilidad manual y, por supuesto, saber seducir para que el deseo y la excitación estén al máximo, serán claves importantes.

Recuerda que la sexualidad es mucho más que genitales, que el placer no solo se ofrece a través de ellos y que toda persona con su cuerpo único tiene su público. 

Alicia.

Sexóloga, Dulce y Picante.