Sexting

Sexting

Alicia Sex-expertFeb 9, '20

Cuando tenemos una relación estable, la monotonía puede apoderarse de la situación, sin embargo; la tecnología nos ha dado varias herramientas para que la sexualidad en pareja siga siendo distinta todo el tiempo, el sexting no es la excepción y si lo practicas, habla mucho de tu estatus en la relación.

Según el Journal of Sex Research, el sexting tiene una relación directa con la ansiedad; pues indica cosas contradictorias acerca de la forma en que mensajeas con tu pareja, puede ser que las cosas sean mejores, como herramienta para provocar a la pareja, o puede ser una forma de desviar el afecto entre ambos.

El "sexting temprano" revela cierto grado de ansiedad en la relación o que alguno de los dos no está interesado realmente en una relación formal a largo plazo, según lo explica el estudio.

Aprende a diferenciar

-Según la Universidad Estatal de California, es una situación muy común entre usuarios de sitios de citas como Tinder, donde lo único que muchos buscan es sexo casual.

-El sexting es una herramienta de "juego previo digital", cuando una pareja recién se ha formado o cuando se ven poco tiempo.

Sexting y citas formales

-Debes valorar qué tipo de contenido intercambias con tu pareja en el sexting, pues es otro factor que indica el estatus de tu relación, si van hacia algo serio o algo pasajero.

-Quienes intercambian textos sexualmente sugerentes y fotos parcial o totalmente desnudos, ponen en duda el nivel de compromiso de la relación, pues en teoría si tienen suficiente intimidad y confianza, no es tan necesario intercambiar esto.

-Además, se generan procesos de ansiedad de poder ser juzgados por si gusta o no la foto a la pareja y ese deseo inminente de estar cerca de la persona.

Es tarea de Dos

-No dejes que el otrx haga todo el trabajo sino que también ponle tú un poco de emoción al asunto.

-Si alguno de los dos no pone de lo suyo puede que la experiencia no sea tan placentera como te gustaría.

-No siempre funciona

-Puede que en alguna de las ocasiones que tengan este tipo de encuentro sexual, no salga como planeado.

-Muchas veces por nervios, tiempo o por falta de excitación, las cosas no van tan fácilmente y esto puede volverse incluso incómodo.

-Es mejor darte por vencido e intentar en otra ocasión.

No tiene que ser tan explícito:

-No se necesita demasiada información para excitar a tu pareja, con algunas frases, o palabras e incluso fotos pueden lograr que el sexting sea una experiencia bastante grata para los dos.

No caigas en la rutina:

-Caer en la rutina es siempre seguir los mismos pasos y decir las mismas cosas.

-No dejes que ni tú ni tu pareja sigan lo mismo de siempre, tienen que ser creativos y dejar que las cosas fluyan sin caer en lo aburrido.

Tiempo y lugar:

-Para todo hay tiempo y muchas veces uno no tiene ni un lugar ni el tiempo adecuado para hacerlo.

-Es importante que para el sexting los dos no estén ni apurados y tengan un lugar cómodo donde puedan disfrutar sin interrupciones.

Alicia.

Sexóloga, Dulce y Picante.