¿Soy adictx al porno?

¿Soy adictx al porno?

Alicia Sex-expertMar 20, '20

La pornografía tiene en un efecto en nuestro sistema nervioso, las imágenes atraviesan y producen una liberación de una sustancia química llamada dopamina, que activa principalmente el deseo y la motivación. La pornografía es muy útil para iniciar las relaciones sexuales en las parejas, para impulsar el deseo, sin usarlo como referencia para el ideal de cuerpos o de encuentros sexuales, solo como motivador. Algunos estudios, afirman que cuando se consume pornografía, el cerebro se sobrecarga de dopamina y a medida que se va consumiendo material porno, el cerebro se acostumbra a altas cantidades de ella.

¿Cómo saber si soy adictx a la pornografía?

Vigila si presentas estas señales de alerta:

  1. Dejo de lado otras ocupaciones para dedicar tiempo a la pornografía online.

  2. Prefiero estar en el ordenador viendo páginas web de contenido pornográfico que salir a ver a mis amigos o a quedar con personas reales.

  3. Lo oculto o miento, me avergüenzo de mi propia conducta sexual en internet y gasto dinero a escondidas en chats o páginas webs online.

  4. Uso el porno para regular mis emociones: cuando estoy triste, solo, de bajón, aburrido o para celebrar algún éxito.

  5. Una pregunta clave es: ¿Soy capaz de parar? ¿Podría dejar de hacerlo?

  6. Cada vez necesito ocupar más tiempo viendo material pornográfico.

  7. Me siento culpable tras haber consumido la porno.

  8. He hecho cosas ilegales con respecto a la pornografía y tengo que borrar constantemente el historial de mi ordenador.

  9. Habéis tocado fondo: Vuestra mujer os ha dejado, os habéis sorprendido en el trabajo… o simplemente os habéis dado cuenta de que tenéis un problema porque no hacéis prácticamente otra cosa. Una de las señales de alerta es que os da igual consumir en cualquier sitio, y os arriesgais a que cualquiera os vea, porque puede más la adicción que cualquier otra cosa.

Causas

Pero qué es lo que impulsa, especialmente a los adolescentes, al consumo de una pornografía que en estos momentos es tan accesible como asequible a cualquier bolsillo, ya que existen páginas en internet muy conocidas, que son completamente gratis.

Hay muchas razones para consumir pornografía: baja personal, inseguridad, soledad, aburrimiento o satisfacción sexual simplemente, porque los amigos lo hacen, para intimar con alguien, impulsividad, para liberar el estrés.

Consecuencias

Algunas personas se hacen adictas al porno porque  tienen pocas habilidades sociales o problemas emocionales. Una de las consecuencias más preocupantes en mujeres, es tener imágenes distorsionadas de su cuerpo lo que las lleva a buscar cambiar su apariencia. Temen haber perdido su capacidad para excitar a sus parejas, al no cumplir con el ideal de estética de los vídeos. En cuanto a los hombres, tienen problemas para excitarse con mujeres “reales” y la vida sexual con sus novias o mujeres intenta imitar las actuaciones en los vídeos porno.

Soluciones a la Adicción a la Pornografía

Se sugiere limitar la exposición a internet cuando su uso no sea necesario. También recomienda situar el ordenador en un lugar abierto y visible de la casa y/o trabajo. Si la persona se siente triste, aburrida, sola o angustiada, debe tratar de identificar el por qué y no dejar que esa emoción le lleve necesariamente al porno.

Focalizar su atención en otra actividad que le permita salir de ese estado emocional: quedar con amigos, hacer una llamada de teléfono que le entretenga, leer un libro, escuchar música, hacer deporte…

Aprovechad este artículo para evaluar si este es tu caso y tomad las consideraciones que sean necesarias, sabemos que internet es parte importante del estilo de vida actual pero no puede sustituir la vida real. ¡A por ello!

Alicia.

Sexóloga, Dulce y Picante.