Kit DYP Fantasía

Dulce y Picante

DYP os trae este kit diseñado pensando especialmente para haceros vibrar sin parar (hasta acabar), ¿a qué esperas? no te quedes sin el tuyo.

El Kit incluye:

Kit de restricción de 7 piezas

Kit de varias piezas para atar a tu pareja como desees. Este fabuloso kit es perfecto para experimentar con el bondage, la restricción y alcanzar un nuevo nivel de sensaciones. En este kit dispones de un antifaz de cuero, 4 esposas para tobillos y muñecas y 2 correas ajustables. Ponle imaginación y convierte las esposas en un bonito collar que podrás sujetar con alguna de las correas. Las posibilidades son infinitas!

Juego para parejas "Diabolicus"

Diabolicus, es un juego de pareja, para que puedas conocer mejor a la persona con quien compartes todo, desde sus fantasías hasta sus más oscuros secretos.

El juego, consta de un tablero de mesa, dados, tarjetas con preguntas, tarjetas con pruebas eróticas, fichas con formas eróticas, tarjetas del deseo en donde escribir la recompensa de quien gane la partida.

La didáctica de Diabolicus, consiste en tirar el dado, e ir avanzando de casillero a medida que se van respondiendo las más ocurrentes y punzantes preguntas.

El objetivo del juego, es ir pasando de nivel, hasta llegar al nivel 3 que es el máximo, y en el cual encontrarás la ansiada Tarjeta del Deseo, la cual será la recompensa por haber ganado la partida o haber llegado primero “al infierno”.


Aceite para Masajes "Asian Fusion" marca Shunga.

Los masajes eróticos son un afrodisíaco perfecto para cualquier pareja. Es una forma de vivir nuevas experiencias y despertar el deseo y el placer en el cuerpo. Para ello, es recomendable usar aceites para masaje, que te permitirán aflorar los sentidos, disfrutar una piel suave y hacer del sexo algo más divertido e interesante.

Revive el deseo en tus relaciones de pareja mediante técnicas de estimulación que han sido utilizadas durante siglos para aumentar el apetito sexual. El masaje es la manera más física y natural de mostrar afecto hacia otra persona. Es también el modo en el que los amantes se comunican sin necesidad de utilizar las palabras. Una caricia en el momento oportuno y en el sitio adecuado puede decir mucho acerca de cuáles son tus intenciones.